SATSAID Entre Ríos

El Sindicato de las Nuevas Tecnologías

20 y 21 FEBRERO CARNAVAL

El origen de su celebración parece probable de las fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el dios del VINO, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del toro Apis en Egipto. Según algunos historiadores, los orígenes de esta festividad se remontan a las antiguas Sumeria y Egipto, hace más de 5.000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio Romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir del siglo XV.

El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés.

Según el libro Guinness de los récords, la celebración del carnaval más grande del mundo es la de Río de Janeiro;1 y la mayor agrupación carnavalesca (comparsa), Galo da Madrugada de la ciudad de Recife, sitio de otro carnaval muy importante.2 Otros carnavales internacionalmente famosos son los de Santa Cruz de Tenerife y Cádiz en España (ambos son los únicos del país con reconocimiento de Interés Turístico Internacional), Oruro en Bolivia, Venecia en Italia, Barranquilla en Colombia, Veracruz y Mazatlán en México. El más largo es el de Montevideo en Uruguay, ya que dura todo el mes de febrero.

Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia), las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de «carnestolendas» ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.

26 de Julio Conmemoración del aniversario del fallecimiento de la gran Mujer Argentina: EVITA

Evita vive, por su militancia, su generosa entrega y por el amor de su pueblo.
María Eva Duarte de Perón, ha sido el pilar fundamental para las transformacioneseconómicas, sociales y políticas que vivió nuestro país en el siglo pasado.

“…Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad. Ha llegado la hora de la mujer quepiensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar. Ha llegado la hora de la mujer argentina, íntegramente mujer en el goce paralelo de deberes y derechos comunes a todo ser humano que trabaja, y ha muerto la hora de la mujer compañera ocasional y colaboradora ínfima. Ha llegado, en síntesis, la hora de la mujer argentina redimida del tutelaje social, y ha muerto la hora de la mujer relegada a la más precaria tangencia con el verdadero mundo dinámico de la vida moderna.”
(12 de marzo de 1947)

Falleció el 26 de Julio de 1952, a los 33 años de edad. Su cuerpo fue velado en la Secretaría de Trabajo y Previsión, en el Congreso de la Nación y en la CGT. La procesión fue seguida por más de dos millones de personas.

Charla de Genero

El día 23 de marzo del 2012, se realizo en el camping Los Fresnos del SATSAID, de laseccional de Rosario, un encuentro de género. La apertura estuvo a cargo de Alicia Couselo, (Sec. Adjunto).

En la oportunidad mencionamos algunos temas que se desarrollaron en la charla /debate,“violencia de género, el maltrato físico, psicológico, económico y social y Feminicidio”.Losmismos fueron desarrollados por la Sra. Viviana Della Siega y la Sra. Noemí Chiarotti,comunicadoras Sociales.
Asistieron a la charla, compañeras de la Seccional Entre Ríos, Alejandra Quintana, GracielaGregorutti, Miriam Larrayoz, María Rosa
Paz, Mariela Ledesma.
Al finalizar la jornada, se compartió una cena de camaradería con las compañeras presentes.